Luego de una emotiva y cálida despedida en el muelle de la Base Naval ARC Bolívar, los 93 colombianos que zarpan a la Antártida ya inician su rumbo a 220 grados sur - oeste, para llegar al continente blanco con la única misión de adelantar estudios de ciencia e investigación que contribuya a la humanidad en la carrera contra el tiempo frente al calentamiento global y cambio climático.
Son 93 almas que llevan en su mente muchas expectativas, sueños y retos, atrás dejan a sus hijos, madres, esposas y hogar, colombianos que hoy se ponen una bandera como uniforme para representar a todo un país, en un lugar casi desconocido para los habitantes del planta tierra este y donde pocos son los escogidos y privilegiados para conocer y estudiar el regulador del clima a nivel mundial.

Son las 6 de la tarde en Cartagena y el fuerte calor acompañado de la rápida brisa golpea los rostros de algunos expedicionarios que con lagrimas zarpan por tercera vez, atravesando el océano pacifico, para llegar al polo sur representando todo un país y demostrando poco a poco que Colombia es una potencia a nivel Suramérica de investigación e innovación en la ingeniería naval, además de la capacidad de sus investigadores de las más prestigiosas universidades del país.

Cae la noche y el buque ARC 20 de Julio navega con motores a toda marcha rumbo al canal de panamá, para cumplir acuerdo lo planeado una de las travesías mas importantes que hará esta nave diseñada y construida en los astilleros de la Corporación –tecnológica de Ciencia en el mar COTECMAR y que por segunda vez será la plataforma de investigación en las frías y congelantes aguas del polo sur, atrás queda la calurosa y tropical cartagena de indias.

Luego de navegar por mas de 19 horas por el océano atlántico y de recorrer 278 millas náuticas, el buque ARC 20 de Julio tira su ancla y fondea en las inmediaciones del canal de panamá, esperando su turno para poder atravesar de un océano al otro y continuar esta larga travesía que depara muchos aspectos positivos en el área de ciencia e investigacion para el país.

cruzando este canal interoceánico termina el día para estos expedicionarios que continúan con su larga travesía hacia el frío y helado antártico.